martes, 2 de junio de 2015

Todos necesitamos tener un Fan


Todos necesitamos tener un Fan porque la vida es bastante dura, es una montaña rusa donde algunas bajadas dan bastante miedo y te preguntas si volverás a subir.

Algunos pensarán que las personas a las que no le han dado un palo en su vida y/o se lo han dado, pero después les ha ido tan bien que luego no se acuerdan o no quieren acordarse de cuando les fue mal, quizás no lo necesiten, pero yo digo que sí, estoy seguro de que sí. Ya si encima te dedicas a algo creativo o que dependa de la subjetividad de las opiniones pues, ni te cuento, lo importante que es tener un Fan.

Pero claro no vale cualquiera, sino sería demasiado sencillo, todos tendríamos uno y como he dicho al principio en la vida nada es sencillo, y las cosas necesarias menos.Por lo tanto tu abuela no vale, (en mi caso hubiera sido imposible porque tuve la mala suerte de que se fueron demasiado pronto). Tampoco valen tus padres, quizás valdría un hermano pero no pequeño (no lo podemos confundir con admiración) de hecho un Fan no es un admirador es algo mucho más profundo y con más compromiso.Tampoco, y repito, tampoco, vale tu pareja, no lo siento, y no pongas esa cara. ¿Por qué? Primero porque no suele haber objetividad y cuando ésta llega suele significar que ya no es tu pareja y, por supuesto, no es tu Fan. Y esto me lleva a la segunda y verdadera razón, hay un matiz de temporalidad y situación, por lo que es inestable, y un Fan lo es por encima del bien y del mal y del espacio y el tiempo, no puede haber variables, sino, así, no es porque sientas que lo vales, sino porque las circunstancias hacen que sea Fan en ese momento.Entonces ¿Quién queda? ¿amigos? Sí pero con muchos matices.

Lo primero, no puede ser un amigo de la infancia, ya que para él nunca cambiarás y siempre pensará que eres la misma persona que conoció: puedes irte a vivir a 5 países, hacer mil cursos, interactuar con gente interesante y líderes en sus campos o ser reconocido en lo que haces, que para él, tú siempre serás el mismo con el San Benito que te colgara en su momento cuando ni siquiera elegías tu ropa.


Amigos de fiesta, tampoco. Con ellos nunca has tenido una verdadera conversación profunda e interesante, eso sí, fotos descontextualizadas y poco artísticas en las que has sido etiquetados tendrás para aburrir. Incluso, cuando te apoyan suele ser que dan positivo en exaltación de la amistad en sangre.Sigamos,  creo que tampoco suele ser un amigo al que ves a diario ni mucho en general ¿El motivo?Primero porque pierde perspectiva, y cuando tu Fan tiene perspectiva para ti eso le da credibilidad a su apoyo. Además, no debe ser sano tener a un Fan todos los días al lado, debe hasta causar hastío y creo que además dejarías de creerle, por no hablar de que pueda dejar de serlo porque no soporta tener que demostrarlo cada día…

Y ¿los desconocidos? Sí, todos de vez en cuando nos hemos encontrado con un/a desconocido/a que, no sabes porqué, se vuelve súper Fan, pero no es un Fan de verdad, porque no está la parte mala de conocerte, hay un nivel de idealismo que no es real y luego con el trato, más contacto contigo y más información, cambia todo, como si tuvieras que demostrarle algo a esa persona. Quizás eso más que un fan es un follower, hoy te sigo por esto, mañana…¿Entonces? Sí, hay Fans, pero son tan raros, tan especiales que si encuentras uno eres un auténtico afortunado.

¿Qué cómo es un/a auténtico Fan? Para mí, uno de verdad, de los que cuentan, es una persona desconocida que te encuentras por casualidad, entonces no tiene ninguna idea preconcebida, no le importa mucho lo que haces o a qué te dedicas, pero en cambio se fija en cómo eres y entonces sin llamarlo así empieza a ser tu amiga y tú de esa persona, no forma parte de tu día a día, pero sí termina formando parte de tu vida, orbita por ahí y lo ve todo con perspectiva, de vez en cuando os cruzáis, no te juzga ni te idealiza porque ya te conoce, ya vio cómo eras cuando os conocisteis, ve tus defectos como parte del conjunto, no como algo que estropee tu manera de ser o rompa la magia sobre la idea que tiene de ti, por lo que es Fan para lo bueno, lo malo y lo regular porque siempre prima lo bueno, por eso es Fan, no porque no conozca esa parte sino porque la conoce y sigue estando ahí.


Es difícil y es muy complicado, pero todos necesitamos tener, al menos, un Fan, que te diga las cosas cómo son pero siempre valorándote, que te anime con argumentos que se cree ella misma y no que se inventa para intentar hacerte sentir mejor.


Yo tengo esa inmensa suerte, la de tener un Fan, en mi caso una Fan, que pondría la mano en el fuego por mí siempre. No, no nos vemos casi nunca pero me conoce y me ha visto tal y cómo soy, y ahí sigue…  No depende de factores como la música que me gusta, si le gustan las obras que hago o si vivo en Roma, Nueva York o Sevilla… es una Fan y quiero agradecérselo porque ella sabe que lo es, pero no sabe lo que se lo agradezco.




GRAZIE MILLE JOVEN. 

jueves, 2 de octubre de 2014

El Zapatero de mi barrio

Al lado de la puerta de mi portal , en la calle Giuseppe Palumbo había un señor mayor,  muy mayor, con un negocio, de arreglo de zapatos. Parecía  simpático, trabajador y estoy seguro que tenía mil historias que contar, de esas que tienen más que ver con personas que con  sus zapatos y encima hacerlo de una manera agradable. No sé su nombre, ni su edad, ni porqué se dedicaba a arreglar la herramienta que acompaña a los pasos que tiene que dar la gente en su vida.

La verdad es que nunca me atreví a entrar, yo no calzo zapatos, y realmente, aunque lo que tenía era curiosidad, no quería que me contara su historia, sólo me hubiera gustado poder decirle: Signore, lei è bravo, y quizás, esperar a que sonriera. E irme para dejarle con su trabajo, con sus historias y sus zapatos


Pero me fui de allí, dejamos de ser vecinos,  dejé de ver cómo iba cada día a seguir con sus metas, con su negocio, incluso, con sus sueños, sin perder ni un ápice de esa ilusión que ni siquiera las arrugas pueden esconder en los ojos de la gente. Y, aún a veces, me acuerdo y sigo sonriendo, deseando que siga vivo para que un día si entre y no me arregle ningún zapato sino para que sepa a que un extraño, un extranjero al que no conoce,  ni sabe de su existencia le admiraba por ir cada día a hacer su trabajo: Que es zapatero...




lunes, 3 de febrero de 2014

Ni No Kuni, o toda la Magia de Studio Ghibli en tus manos.

 

¿Qué es el arte? ¿Qué es una buena historia? ¿Qué es una ambientación? ¿Cómo es un personaje inolvidable? Y ¿Uno entrañable?  ¿Qué es La imaginación? ¿Un cuento? ¿La magia? ¿Los sueños? … Realmente sería difícil de definir cualquiera de estas cosas y seguramente sería muy subjetivo, pero, a veces, no hace falta definir nada, simplemente disfrutarlo, y eso ocurre cuando encuentras un lugar en el que puedes disfrutar de todos estos elementos, y además, tú eres el protagonista ¿Qué más se puede pedir?


Normalmente si quieres encontrar todo esto te ibas a una película de Studio Ghibli porque nunca saldrías decepcionado. Algunas veces, te tocará más de cerca y otras menos las historias del maravilloso estudio Japonés, pero nadie puede negar el valor de todas y cada una de sus obras, ni la calidad artística e imaginativa que tienen. 

Pues bien en este caso no hablaré de una de sus películas galardonas y vanagloriadas en el mundo entero, sino de algo que sigue sin recibir el mérito y la importancia que tiene, pero que cada vez aglomera más talento en su producción: Un videojuego.




Hablar del Ni No Kuni y hacerle justicia es básicamente imposible, aunque hablara de los gráficos, el diseño de personajes y de escenarios, la música, la historia, el sistema de batallas etc… siempre se quedaría fuera el alma. Porque es mucho más que la suma de sus elementos.


Después de disfrutarlo más de 100 horas, sigo teniendo cosas que hacer y te siguen dando la oportunidad de volar, andar, navegar o incluso conducir por sus paisajes.

El color, la imaginación o la magia rebosan, inundando tus ojos y poniendo una sonrisa. Merece la pena encender y jugar con él sólo por su calidad visual, pero es que encima engancha y tiene misiones y objetivos para todos los gusto. Mención aparte tienen los únimos, unos animales/criaturas que iremos recolectando, alimentando y mejorando para que nos ayuden en combate. Además ponemos ponerles el nombre que queramos.
La banda sonora es muy adecuada a cada momento, temática o lugar en el que estemos. Está compuesta por Joe Hisaishi e interpretada por la Filarmónica de Tokio, lo que le da una calidad a todas las piezas que hará que, además de bonita, épica y dramática, sus melodías te acompañen a cualquier lado ya sea tarareándolas o escuchándolas con tus cascos de camino a cualquier parte. 


Personajes con carisma, algunos divertidos , otros odiosos y todos con una historia detrás.
De un juego del que he disfrutado más de un centenar de horas podría estar escribiendo páginas y páginas, pero es una de esas experiencias que tienes que probar, jugar y vivir por ti mismo.

Studio Ghibli lo ha vuelto a hacer, no entiende de formatos o de horas, sino de calidad y magia en cada uno de los miles de detalles que tiene.
No es una partida, es una experiencia, no es un videojuego es una obra de arte. Con vosotros Oliver y Ni No Kuni. Que nadie se lo pierda.




miércoles, 1 de mayo de 2013

EL DÍA DEL TRABAJADOR JUNTO A ENNIO MORRICONE Y SUBSONICA

De todo lo que viví en Roma podría escribir y escribir entradas. Viví anécdotas, experiencias, historias y sensaciones que me acompañaran el resto de mi vida. Pero fueron tantas cosas y sobre todo, lo echo tanto de menos, que aún se me hace muy difícil escribir sobre ello.

Ha dado la casualidad de que ha sido 1 de Mayo y me he acordado del día del trabajador que pasé en la ciudad eterna. Y, aunque no pensaba que esta fuera la primera entrada que iba a hacer, me parece una buena oportunidad para romper el hielo y sacar una sonrisa al escribir mientras una lágrima se me salta. 

La verdad es que todo fue muy especial. Nada más bajarnos en Re di Roma (una parada también especial para mí por el 3D pero eso es otra historia), ya se notaba el ambiente. Parecía que estuviéramos en un festival de música por el que hubiéramos pagado. Para mí el gran reclamo para ir era ver en directo a Ennio Morricone, il bravo Ennio, un compositor que deseaba ver en directo (y quiero volver a ver). 

El marco, incomparable, cosa bastante sencilla en una ciudad como Roma donde cada rincón es mágico. En este caso fue en la plaza de San Giovanni.

Quizás tuve mucha suerte, y como otras muchas cosas el hecho de que fuera el 150 aniversario de la unificación de Italia, o sea el 150 aniversario del país que conocemos actualmente, no fue un año más. Ennio no estaba allí para deleitarnos con una orquesta que interpretara una de las multiples bandas sonoras que han quedado para la historia del cine, sino para interpretar y conducir el Himno de Italia. 

Estar en otro país y ver a la gente disfrutar de una fiesta de esa manera y saber que era especial para cada uno de los allí presente fue muy bonito. Y si queréis poder intuir o imaginar lo que significó estar allí en aquel instante, aquí un video de uno de los momentos más emocionantes de aquel bel giorno.




Pero no sería lo único que recordaría, también pude ver en directo y conocer a una de las bandas más populares del rock italiano. Además terminó siendo uno de los grandes descubrimientos musicales que hice en mi vida romana y que aún me acompaña en mi lista de reproducción diaria: Subsonica.



 
Sin duda un día y una experiencia que no olvidaré jamás.

jueves, 18 de abril de 2013

TAKE SHELTER: CUANDO CASANDRA ES UN PADRE DE FAMILIA

Hay muchos tipos de miedo. A veces, el miedo viene de la mano de cosas que nos desagradan y que nos asustan por su aspecto exterior, otras, en cambio, tienen una explicación menos evidente y obedecen a raíces más profundas: el miedo psicológico. Este miedo es susceptible de sufrirse por cualquiera ( todos tenemos miedos irracionales a cosas que otros no entienden y viceversa) y por tanto lo hace más real. Esta película, por si quedaba alguna duda, trata este segundo tipo de miedo.

¿Alguien más puede ver esto? Esto dice Curtis delante de una tormenta eléctrica muy espectacular, que se está desarrollando delante de sus ojos mientras su familia duerme en el coche. Una frase que puede resumir toda la película y describir la odisea que viviría cualquiera que se encuentre en la situació del protagonista...

¿Una tormenta real?
Aunque todos sepamos que nuestra manera de percibir lo visual no es precisamente perfecta, igualmente tenemos que creernos a piés juntillas lo que vemos o creemos ver. Es normal, no tenemos otra manera mejor de observar lo que hay a nuestro alrededor. Aunque no lo pensemos demasiado, de una manera u otra lo tenemos un poco asumido(si juntas 24 fotos tienes sensación de movimiento, por ejemplo). Pero hay algo aún peor que no poder fiarnos de nuestros sentidos, y es perder la noción de la realidad. Si no podemos fiarnos de nuestro raciocinio no podemos saber si el suelo sobre nuestros pies existe y nos sostiene, tanto literal como metafóricamente hablando.




Si no sabes qué es real y qué no, estás en un lío. Y esto complica las cosas, tanto para los personajes como para nosotros espectadores. Ya no es como cuando vemos una película de miedo y algún personaje va a entrar donde ha visto algo o ha oído un ruido. En ese caso, todos decimos ¿pero qué haces? Y, claro así no hay quien se crea la situación. Tampoco he entendido mucho la manía de separarse que se tiene en las películas de terror cuando algo malo está ocurriendo…  Por supuesto, ninguno de estos casos se dan en Take Shelter,y por tanto nunca piensas o dices: “pero, ¿a quién se le ocurre?” Si no más bien dices: "Oh, oh..."




Aquí vemos la entrada al refugio
que Curtis intenta que salve a su familia.
(Hay un cierto parecido a la escotilla de Lost en la 1ª temporada) 

En mi opinión, casi todos los pasos que da Curtis en la película son bastante coherentes, teniendo en cuenta su situación, familiar, laboral y económica. Y esto unido a la manera en la que está rodada hace que todo sea muy creíble y cercano. Incluso, usar y arreglar su viejo refugio para tornados para estar a salvo tiene cierta lógica. La manera quizá no tanto.


Tú, como espectador sabes lo mismo que el protagonista, o sea todo por lo que está pasando, pero nada de nada, ya que no sabes hasta qué punto está sucediendo de verdad. Sí, algo tienes claro,  es que sientes que algo no va bien, como él, como su familia, como su entorno… aunque no sabes qué, ni que harías en su lugar porque, obviamente, no te gustaría estar en su lugar y sobre todo porque algo en tu interior te dice que hagas lo que hagas, esto va a acabar peor que el rosario de la aurora…



Pues ésta es la problemática del protagonista de Take Shelter. Una persona normal, con una vida normal (Tiene una hija sordomuda pero su enfermedad no está explotada de ninguna manera ni dramáticamente ni en la trama, en ningún momento la llama y ella por no escucharle está en una situación peligrosa ni nada parecido…), con su mujer, su trabajo normal (no es un alto ejecutivo) que le da un salario regular/normal, elemento, que sí que afectará al desarrollo de la historia, de su relación con los demás y de cómo se enfrenta a unos sueños ¿premonitorios?


Pero ¿Exactamente qué le está pasando a Curtis? Todo comienza con un sueño sobre una tormenta que trae una lluvia oscura. (“Como aceite de motor” llega a explicar). Este es el principio de la película pero no el último sueño que veremos, ni el último que tendrá. Según vayamos avanzando en la historia irá a peor traspasando la barrera de los sueños y llegando a la realidad, aunque una realidad que sólo existe para él y que puede tener una explicación racional, aunque no menos escalofriante para el pobre Curtis y su familia.


Precisamente con su hija sordomuda tiene un vínculo especial y es la única persona de su entorno que no parece estar afectada por las tormentas de sus sueños. Aunque no se dé ninguna explicación, es más bien el objetivo que persigue la tormenta, la representación de la inocencia en este mundo con la que parece, pretende acabar.


Su mujer en cambio es diferente, ama a Curtis, está  siempre a su lado, le intenta ayudar, comprender y apoyar, aunque no siempre lo consigue. Además, en su caso no está a salvo, ni es inmune a todo lo que se avecina como podremos comprobar. Jessica Chastain (antes de llegar realmente al Mainstream y conocimiento de todos) hace un papel muy meritorio, que le valió el reconocimiento de crítica en forma de premios, aunque nada en importancia comparado con lo que le esperaba después. Es similar al papel de "El árbol de la vida" que realizó antes, pero llegaría a las pantallas más o menos al mismo tiempo. Una madre y esposa que no termina de entender bien a su pareja pero que sigue junto a él contra viento y marea. Aporta a la película muchas cosas, matices, raciocinio pero a la vez una parte visceral a la historia. Además su expresividad y naturalidad hablando y sobre todo sin hablar, hace que todo fluya y sea muy creíble. Su última cara antes de terminar la película dice muchísimas cosas, porque ya no da tiempo a poder expresarlo con palabras.



Una cosa curiosa es que sea real o no lo que está sucediendo y viviendo, Curtis decide enfrentarse a ello de las dos maneras posibles: tomando medidas preventivas por si es real, e intentando encontrar una explicación racional, porque desea que todo esté en su cabeza. No es que sea ningún héroe, pero al menos hace todo lo posible por solucionar la situación y hacerlo solo, además. Cosa que provoca que nadie entienda su comportamiento.

Para mí, mención aparte merece Michael Shannon, el espigado actor de 1.91, está enorme. De nuevo, al igual que su compañera de reparto dice más casi cuando no habla que cuando consigue articular palabra. Pero no le hace falta, es tan natural que te imaginas a cualquier persona en su situación haciendo lo que él hace. Es frío y distante, pero también sabes que no lo ha tenido fácil nunca. Es curioso que fuera ella (Jessica Chastain) la que aglutinará los premios y nominaciones, cuando él lleva toda la película sobre sus hombros y la hace grande. Su cara (muy particular) ayuda mucho a la creación del personaje y de sus situaciones. Respeta a todos, intenta contentar a todos y hacer las cosas bien, al menos, intentando no hacer daño a nadie.Un personaje que intenta aceptar lo que le pasa con la mayor entereza que puede. Sólo pierde una vez los papeles (no era necesaria esta escena para mí) cuando incluso le pega uno de sus amigos, pero esta escena no creo que aporte, sirve para recalcar lo que ya habíamos visto durante toda la película, y no es creíble que cambie tan radicalmente su forma de ser. De repente, amenaza y pregunta por si está loco. Es una escena que, incluso, se sale del tono y contexto del resto del metraje, por eso no funciona, aunque yo me lo sigo creyendo y compadeciéndome de él.  

Los dos protagonistas realizan una gran actuación,tienen química
 y esto hace que toda la situación sea aún más creíble.
Es difícil hablar de la película sin desvelar la historia o los pasos que se van dando para el desarrollo de la misma (de hecho ya he dado bastantes pistas, aunque nada comparado con muchas de las sinopsis que hay por ahí...). Todo tiene su tempo, nada  hollywoodiense, y por eso creo que a algunos les parecerá que son demasiado lentos por momentos. Para mí están muy bien medidos y sobre todo ayudan a sentir la pena y la agonía de uno de los personajes más humanos y comedidos que me he encontrado en una película, sea del género que sea.


Una de las claves de la película es precisamente que no es, ni pretende, parecer una película de Hollywood. Poco movimiento de cámara,estilo muy realista en general mucho diálogo y más que personajes, personas que encarnan las situaciones. A veces, uno podría pensar que está visionando un documental (y no por cómo está rodada) como si tuviéramos una cámara en sus vidas cotidianas,  Incluso hay grandes momentos que están por omisión en imágenes y que obliga a que sean contados, lo que hace interesante  y que engrandecen la película.  Cuando le cuenta uno de sus sueños a su mujer es especialmente interesante, uno porque tiene que verbalizar lo que antes hemos ido viendo (me parece interesante que da detalles que quizás nosotros hemos interpretado de otra manera) y otro, porque así somos capaces de darnos cuenta de cómo se siente alguien que escuche la historia de Curtis.

Una familia y un refugio para tormentas. 

Pero como en toda película, hay cosas que están mejor contadas que otras. Hay una conversación que (para mí) realmente sobra. Entiendo el motivo pero no funciona y no me parece necesario. Al principio, para que entendamos la relación de amistad que tiene Curtis con su compañero de trabajo, se van a un bar y beben hasta las mil y cuando Curtis le deja en su casa, su amigo le confiesa que le envidia porque lleva una buena vida, como si fuera necesario darnos un antes y un después para hacer más dramático todo lo que sufre Curtis en su vida y en su relación con los demás,y cómo cambian sus papeles estos personajes a lo largo de la historia (incluso con un guiño de cómo le miran sus mujeres).
Amigo y compañero de Curtis que al principio le envidia y luego...

Hablando un poco de los aspectos técnicos de la película diré que la dirección está bien, sin grandes alardes, lo que acerca a la historia mucho a la veracidad. Todo es posible y muchas veces muy natural. Cuenta con algunos planos que son realmente bellos y otros que dan la oportunidad a los actores a comerse la pantalla y brindarnos una gran actuación, creíble y desesperada a la vez. Son humanos, ni héroes ni villanos, gente normal en una situación anormal. Por supuesto no hay buenos ni malos en esta historia, sólo seres humanos, preocupados, a veces al límite e incluso, algunas veces auto engañándose para intentar enfrentarse a la realidad. Lo dicho, muy humano.

La música es un poco hipnótica, es realmente mucho más una banda sonora de película de ciencia ficción que todo lo demás que rodea y crea el film. Cumple y es pegadiza,va in crescendo cuando se necesita, se puede decir que simula casi un goteo de lluvia (elemento muy importante en la historia). Está normalmente por encima de las imágenes, no va con con lo que vemos, ni con el ritmo. Excepto cuando suceden momentos más dramáticos, como las situaciones de agobio(la escena de abrir el refugio etc...).


Del guión ya he dado algunas pinceladas. Lo primero nada hollywoodense y poco ortodoxo en muchas cosas ( aparece una nueva variable con la historia de la madre de Curtis)Es sin duda una buena historia, con unos grandes y realistas personajes y un buen guión, sencillo, que no simple. Que cuenta mucho sin necesidad de hacerlo con palabras. Es verdad que hay alguna cosa que quizás sea más forzada, o desde mi punto de vista, menos necesaria para la historia o para definir a los personajes y sus circunstancias (la ya mencionada de la camioneta del principio o la de la comida del vecindario por ejemplo...). Con un gran hallazgo como es el sueño contado por curtis a su mujer sólo con palabras, ningún flashback, ninguna imagen.  


Los efectos visuales/especiales están bien hechos (recordemos que es una película independiente) y no desentonan en el tono realista general que respira toda la historia.

Una gran película que va in crescendo y cada vez te interesa más lo que le ocurre a los personajes y deseas que todo sera mentira (te hace sufrir y compartir su angustia). El mito de Casandra vuelve de una manera diferente, encarnado en un padre de familia y contado de una forma terriblemente creíble.



Esto es muy personal, pero hay reminiscencias de otras películas
de ciencia ficción que también pasaron por el Festival de Sundance
como Primer o Donnie Darko.